Inicio » Salud » Tu gato ha vomitado ?

Tu gato ha vomitado ?

  • por

¿Qué es el vómito?

El vómito es la expulsión forzada del contenido del estómago a través de la boca. El vómito implica la contracción forzada de los músculos del estómago; la regurgitación no. Tanto el vómito como la regurgitación pueden ocurrir inmediatamente después de comer o beber, o hasta varias horas después.

¿Cuál es la diferencia entre vómitos y regurgitación?

En la regurgitación, la comida que se expulsa proviene de la boca o el esófago, en comparación con el estómago.

Si mi gato está vomitando, ¿cuándo debo llamar a mi veterinario?

Si su gato está brillante y alerta, y solo vomita una vez, probablemente no sea necesario llamar a su veterinario. Muchos gatos vomitarán después de comer hierba, por ejemplo. Si su gato vomita más de una vez o parece enfermo, llame a su veterinario. Su veterinario le hará una serie de preguntas para determinar qué tan grave es el vómito. Será útil para su veterinario saber cuándo comenzó el vómito, cuántas veces ha vomitado su gato, cómo se ve el vómito y si su gato está incómodo. 

gato vomitando

Es especialmente importante que llame a su veterinario de inmediato si:

  • Hay sangre en el vómito.
  • Tu gato actúa como si quisiera vomitar, pero nada es expulsado
  • Tu gato parece hinchado o tiene el abdomen hinchado
  • Sospecha que su gato puede haber comido algo tóxico o venenoso
  • Su gato tiene fiebre o está deprimido.
  • Las encías de tu gato estan pálidas o amarillas.
  • Su gato es un gatito o no ha recibido todas sus vacunas.
  • Tu gato parece tener dolor
  • Tu gato también tiene diarrea.

No le dé a su gato ningún medicamento, incluidos los medicamentos de venta libre para humanos, a menos que su veterinario se lo indique.

¿Cómo se diagnostica la causa del vómito?

Hay muchas causas de vómitos. Es importante determinar la causa para que se pueda administrar el tratamiento adecuado. Su veterinario combinará su información, el examen físico y posiblemente pruebas de laboratorio y otras pruebas de diagnóstico para determinar la causa del vómito.

Cuando los gatos vomitan, sus músculos abdominales se contraen con mucha fuerza varias veces antes de que la comida sea expulsada de la boca. Puede parecer que todo el cuerpo está involucrado en el esfuerzo. A menudo pasarán por este proceso varias veces seguidas.

Inicio de síntomas:

La repentina aparición de los síntomas es una buena pista de cuál puede ser la causa del vómito. Si los síntomas aparecieron repentinamente, la condición se llama “aguda”. Si los síntomas permanecen durante un largo período de tiempo (semanas), el vómito se llama “crónico”.

Apariencia de vómito:

Distinga el vómito de la regurgitación (expulsando alimentos que aún no han llegado al estómago; si el vómito contiene comida, cabello o líquido; color del vómito; presencia de sangre o bilis en el vómito.

Grado de náuseas:

Como lo demuestran signos como lamer o chasquear los labios, babear, tragar o tragar saliva.

Momento de los vómitos en relación con las comidas o la bebida.

Gravedad:

Con qué frecuencia se produce el vómito y si es proyectil.

Presencia de otros signos:

Fiebre, dolor, deshidratación, cambios urinarios, depresión, debilidad, diarrea o pérdida de peso. El vómito a menudo es causado por enfermedades que no están directamente relacionadas con afecciones del tracto digestivo, como hepatitis, pancreatitis, diabetes y enfermedad renal.

gato en el veterinario

Historial médico

Su veterinario le preguntará sobre el historial médico de su gato, incluidas las vacunas, el tipo de desparasitación que recibió y con qué frecuencia, el contacto con otros gatos, la dieta, el acceso a la basura o las toxinas, y cualquier medicamento. Cuanta más información pueda ofrecer, más fácil será hacer un diagnóstico.

Examen físico

Su veterinario realizará un examen físico completo que incluirá tomar el peso y la temperatura de su gato, controlar el corazón y la respiración, examinar la boca y debajo de la lengua, palpar el abdomen y controlar la deshidratación.

Pruebas de laboratorio y diagnóstico.

En algunos casos de vómitos, su veterinario le recomendará una exploración fecal. Esta es una prueba para detectar parásitos como gusanos intestinales o Giardia . Si se sospecha una infección bacteriana, se realiza un cultivo fecal.

Si el gato muestra signos de enfermedad, a menudo se recomienda un recuento sanguíneo completo y un panel de química. También se pueden realizar análisis de sangre especiales si se sospechan ciertas enfermedades.

Las radiografías son apropiadas si se sospecha de un tumor, un cuerpo extraño o un problema anatómico. Otras imágenes de diagnóstico, como un estudio de bario o una ecografía, también pueden ser útiles. Se pueden indicar exámenes con un endoscopio.

Para algunas enfermedades, la única forma de hacer un diagnóstico preciso es obtener una biopsia y examinarla microscópicamente.

¿Cómo se trata el vómito?

Debido a que hay tantas causas de vómitos, el tratamiento variará.

En muchos casos de vómitos en gatos, se recomienda retener los alimentos durante al menos 24 horas y proporcionar pequeñas cantidades de agua con frecuencia. Luego, se ofrece una dieta blanda como hamburguesa hervida y arroz en pequeñas cantidades. Si el vómito no se repite, el gato vuelve lentamente a su dieta normal o una dieta especial en el transcurso de varios días.

Para algunos casos de vómitos, puede ser necesario modificar la dieta de forma permanente. Es posible que se deban dar alimentos especiales para evitar ciertos ingredientes, agregar fibra a la dieta, disminuir la ingesta de grasas o aumentar la digestibilidad.

Si hay gusanos intestinales, se recetará la desparasitación apropiada. En la mayoría de los casos, es necesario repetir el antiparasitario una o más veces durante varias semanas o meses. También es importante tratar de eliminar los huevos de gusanos del medio ambiente. La prueba de flotación fecal busca huevos de gusanos, y si no se producen huevos, la prueba podría ser negativa a pesar de que los gusanos adultos o las larvas podrían estar presentes. Por esta razón, en algunos casos, incluso si la prueba de flotación fecal es negativa, aún se puede recetar un antiparasitario .

Si hay deshidratación, generalmente es necesario administrarle al animal líquidos intravenosos o subcutáneos. Los fluidos orales a menudo son inadecuados ya que pasan a través del animal demasiado rápido para ser absorbidos lo suficiente.

Se administran antibióticos si el vómito es causado por bacterias. También se pueden administrar si el estómago o el intestino se han dañado (por ejemplo, la sangre en las heces o el vómito indicaría un intestino o estómago lesionado) y existe la posibilidad de que la lesión permita que las bacterias del tracto digestivo ingresen al torrente sanguíneo .

En algunos casos, se pueden administrar medicamentos para disminuir los vómitos. Como regla general, estos medicamentos no deben administrarse si el gato podría haber ingerido una toxina o tener una infección bacteriana, por lo que siempre es importante tener un diagnóstico preciso antes de usar estos medicamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *