Inicio » Cuidados de un gato » Cómo recortar las uñas a tu gato

Cómo recortar las uñas a tu gato

  • por

Si tu gato se convierte en David Copperfield y desaparece mágicamente cada vez que piensas en cortarle las uñas, parte del problema podría ser que aprendió a asociar el procedimiento con la incomodidad, el miedo o incluso el dolor. Incluso si logras cortarle las uñas pero tuviste que envolver a tu gato en una toalla, solicitar la ayuda de los miembros de la familia para sujetarlo o haberlo castigado de alguna manera por que no se queda quieto, entonces todo eso solo agrava el problema. Si no le gusta el proceso ahora, lo odiará pero la próxima vez tendrá pánico completo.

El corte de uñas no debe ser estresante

De acuerdo, es posible que no encabece la lista de las actividades favoritas de tu gato, pero no debería crear una ola de pánico y definitivamente no debería provocar silbidos, gruñidos, mordiscos o arañazos (¡por parte del gato o por usted!). Cuando se hace correctamente, debería ser una experiencia rápida, fácil y me atrevo a decir, agradable.

Desarrolle confianza con tus gatos

Si se trata de un gatito, no pierda el tiempo: comience a hacer que se sienta cómoda con que le toquen las patas y le corten las uñas. Este es el momento ideal porque si l@ haces sentir cómod@ desde el principio, será mucho más fácil cuando sea adult@.

Si se trata de un gato al que nunca le han cortado las uñas o ha tenido una experiencia menos que feliz con el procedimiento, tendrás que tomar las cosas con calma y generar confianza. Para esto, ni siquiera sacarás las tijeras ni intentarás cortar una uña. Tu objetivo principal durante esta fase es mostrarle a tu gato que le toquen las patas es algo bueno.

Cuando es el mejor momento para cortar las uñas

Elija un momento para comenzar el entrenamiento cuando tu gato esté relajado y tal vez incluso un poco somnoliento. Ármate con algunas golosinas. Toca suavemente su pata y luego ofrecele un regalo. Si nunca se ha sentido cómoda con que le toquen las patas, asegúrate de que cuando la toque, no sea más que un par de segundos, solo un toque suave.

Trabaja para poder acariciar cada una de sus patas y luego para poder levantar y sostener una pata durante unos segundos. Cuando sostengas su pata, no la agarres, solo déjala reposar en tu mano mientras cuentas hasta tres. Recompensa a tu gato con un regalo por su tolerancia.

El siguiente paso es sostener una pata y presionar suavemente para permitir que la uña se extienda. Se muy gentil. Recompensa a tu gato. Haz esto con todas las patas.

Haz los ejercicios anteriores un par de veces al día hasta que sientas que tu gato está completamente cómodo con sus patas sostenidas y presionadas suavemente para que las uñas queden expuestas. Recuerde siempre recompensar a su gato con un regalo por su aceptación de cada movimiento que realice.

Elija el CORTAUÑAS adecuado para las uñas de su gato

Consigue un cortauñas para uñas de gato. No use un cortauñas para perros (demasiado grande) y no use cortauñas para uñas humanas (se partirán las uñas). Las uñas del gato son más pequeñas y más delgadas, por lo que debes utilizar un cortauñas diseñado específicamente para su tamaño y forma.

cortar las uñas a tu gato

Evite cortar mal la uña

Hay un suministro de sangre que atraviesa la uña. Si las uñas de tu gato son de color claro, puedes ver la parte rosa, no cortes esa parte por que contiene nervios y el suministro de sangre. Si cortas la parte rosa, causarás dolor a tu gato y también provocarás sangrado. Solo corta la punta de la uña, no vayas más allá de la curva. Si las uñas de tu gato son de color claro, es mucho más fácil ver la parte rosa, pero si son de color oscuro, debes ser aún más cuidadoso. Siempre corta menos de lo que cree que deberías. Si tienes alguna duda sobre cuánto recortar, que tu veterinario o uno de los técnicos veterinarios de la clínica te muestre la primera vez.

como corta las uñas a tu gato

Cortar las uñas de tu gato, una mala experiencia

Si tu gato ha tenido experiencias negativas con el corte de las uñas, no debes intentar hacer más de una o dos durante cada sesión de corte. Es mejor tener todo el procedimiento terminado antes de que su gato se dé cuenta de lo que acaba de suceder. Si mantienes la experiencia rápida y positiva, ella estará más relajada la próxima vez.

Elije un momento para cortar las uñas, por ejemplo cuando tu gato esté relajado. Sostenga el cortauñas con una mano y tome la pata de su gato con la otra mano. Presione suavemente para exponer una uña y realiza un corte rápido pero cuidadoso. Si ella reacciona, no intentes hacer más uñas. Si está tranquila, haz otra. Siempre termine con una nota positiva, así que es mejor regresar y hacer un par de uñas más tarde, en lugar de tener que luchar y deshacer todo el trabajo de modificación del buen comportamiento que ha estado haciendo.

También ayudará al proceso si llevas un registro de la pata en la que está trabajando para saber dónde lo dejó cuando llegue el momento de hacer un par de uñas más. 

miedo a cortar las uñas a tu gato

Seguramente tienes algún conocido con un gato o varios, compártelo


¿Con qué frecuencia debes recortar las uñas de tu gato?

Por lo general, una vez al mes es suficiente, pero eso dependerá de qué tan rápido crezcan las uñas de tu gato en particular.

El rascador de tu gato

No te sorprendas si tu gato corre hacia su rascador después de haberle cortado las uñas. En realidad, es una buena forma de completar la manicura. Es una excelente manera para que ella pueda desplazar cualquier aprensión que pueda haber tenido sobre el procedimiento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *